Realizamos exhaustivamente todos los pasos del proceso del ciclo de vida de un proyecto informático, garantizado calidad y eficiencia en nuestra tarea. Cada etapa puede realizarse iterativamente hasta cumplir el objetivo planeado, pudiéndose ciclar hacia atrás ante la detección de fallas en alguna etapa:

A grandes rasgos, estudiamos el área de negocio que requiere informatizarse. Escuchamos las necesidades del cliente y trazamos un plan de acción, evaluando la factibilidad del proyecto, limitaciones técnicas, económicas y legales.
 
Nos entrevistamos con los usuarios para definir el "qué". Recolectamos requierimientos de los usuarios. Conocemos la operatoria del área de negocio a informatizar.
 
Entrevistamos a todos los intervinientes en el proyecto, con el objetivo de conocer los detalles de la operatoria a informatizar y cada uno de los requerimientos. Se establecen los alcances del proyecto. Recopilamos información relativa a las áreas involucradas para conocer con mayor profundidad la operatoria y detectar problemas. Analizamos documentación electrónica (archivos Word, Excel, imágenes, logos, especificaciones gráficas, bases de datos existentes, etc.), papeles, formularios, etc.
 
Definimos la mejor solución, quedando claro qué es lo que el sistema debe realizar, y el "cómo". Paralelamente se determinan los lineamientos sobre cómo se construirá la aplicación: diseño de arquitectura (equipamiento informático), sistema operativo, diagrama de la navegación de la aplicación, diseño de la Base de Datos, interfaz de usuario, etc.
 
Creamos un prototipo de la aplicación de software para hacer una primera aproximación del sistema (sin lógica de funcionamiento), evaluar usabilidad y detectar errores de análisis y diseño, muy caros de corregir en etapas posteriores. Se presentan bocetos, esquemas y diseños de pantallas del sistema, así como una simulación de su navegación.
 
Construimos la aplicación mediante las herramientas de programación seleccionadas, según las especificaciones acordadas con el cliente.
 
Hacemos un control de calidad exhaustivo de la aplicación, utilizando casos de prueba que representen la realidad. Realizamos pruebas unitarias de cada programa, componente o proceso del sistema. Paralelamente, el usuario, con nuestra colaboración, realiza tests de funcionalidad y comportamiento.
 
Capacitamos al personal usuario del sistema, utilizando el sistema en modo de prueba. Entregamos los manuales de usuario y de operación del sistema. De esta manera, los usuarios reciben el entrenamiento previo a la puesta en marcha, permitiendo conocer profundamente el nuevo sistema, disipar dudas y operarlo ágilmente.
 
Se instalan los equipos informáticos que albergarán al sistema. Instalamos el software de base (sistema operativo, utilitarios y protocolos), configuramos, instalamos software adicional, sistemas satélites (backups, daemons, crones, etc), ponemos a punto bases de datos, servidores concurrentes, etc. Preparamos ambientes de desarrollo y de producción. Ponemos en marcha el sistema.
 
Realizamos los procedimientos correctivos (mantenimiento correctivo) y las actualizaciones secundarias del software (mantenimiento continuo).
 
[Volver]

Copyright 2022